Resonancia Magnética

La IRM combina ondas de radiofrecuencia aplicadas a un poderoso campo magnético estático. Esta energía es absorbida por los núcleos de los átomos de hidrógeno del cuerpo y liberada a distintas intensidades y diferentes velocidades. Esta energía es detectada por antenas o bobinas y la transmiten en forma digital a una computadora central, que procesa toda la información a velocidades impresionantes dando por resultado imágenes digitales de alta calidad e información anatómica y funcional de cualquier parte del cuerpo humano, sin utilizar radiación con la finalidad de llegar a un diagnóstico para un adecuado tratamiento.

Además de las imágenes convencionales de resonancia magnética, con este novedoso equipo se pueden obtener imágenes con otras técnicas adicionales como lo son:

  • Técnicas de Angiografía por resonancia magnética sin aplicación de contraste (angioresonancia)
    Permite realizar un estudio de vasos sanguíneos (arterias o venas) específicos del cuerpo humano como de cabeza, cuello, tórax, abdomen, pelvis o extremidades o de todo el cuerpo. Te permite identificar anormalidades tales como aneurismas, placas de arterioesclerosis en el cuello, las cuales, te pueden limitar el flujo sanguíneo hacia el cerebro y causar un derrame cerebral, malformaciones vasculares, oclusiones, entre otras.
  • Técnicas de Resonancia Magnética Funcional:
    La Resonancia Magnética funcional mide cambios en la perfusión cerebral producidos por funciones sensoriales, motoras o cognitivas, evaluando así el metabolismo cerebral y caracterizar ciertas patologías.
  • Técnicas de Espectroscopia por Resonancia Magnética:
    La técnica de Espectroscopia por Resonancia Magnética (ERM) se emplea para la evaluación de la composición molecular en patologías como los tumores o abscesos.

Mayores informes en UNIMA, (667) 715.34.34, de lunes a domingo de 7 de la mañana a 8 de la noche. O bien, acuda directamente a las instalaciones de UNIMA, en el Hospital Civil de Culiacán.