¿Qué es la gastritis y como tratarla?

El estómago es la parte del tubo digestivo entre el esófago y el intestino delgado. La gastritis comprende un grupo

de trastornos que afectan la mucosa gástrica. De acuerdo a su tiempo de evolución, se clasifican en agudas y crónicas.

Gastritis aguda

La presentación de los síntomas sigue un curso de horas a días. Las manifestaciones clínicas son variables, desde formas asintomáticas hasta cuadros graves con hemorragia digestiva alta y compromiso del estado general.

Son producidas por la ingestión de cáusticos o irritantes, aparecen necrosis y hemorragia con lesiones profundas.

Entre las causas de la gastritis están las radiaciones, agentes cáusticos, alergias, alimentos, alcohol, tóxicos e infecciones.

Generalmente, cursan con síntomas de dolor en la parte alta del abdomen, pérdida del apetito, mareos y vómitos.

Gastritis crónica

Consiste en la inflamación de la mucosa gástrica de evolución progresiva y de mayor tiempo. La causa principal es la infección por una bacteria conocida como Helicobacter pylori, cuya prevalencia es muy frecuente en países subdesarrollados con sistemas sanitarios deficientes.

Otros de los factores son: origen químico, inmunológico, hereditario o genético.

La gastritis crónica se clasifica en: por H. pylori, linfocitarias, eosinófilas y granulomatosas.

La Gastritis crónica por H. pylori se considera la más común, e incluso puede ser precursora de una úlcera duodenal o de cáncer gástrico. Se asocia a dolor y molestias después de comer. Además, por lo general, hay disminución en la producción de ácido gástrico.

El diagnóstico se lleva a cabo con la endoscopía gástrica y se confirma con el estudio histopatológico de la biopsia de mucosa gástrica.

Además, pueden realizarse pruebas químicas como; la del aliento con urea y la serología basada en la detección de la respuesta inmune a la infección con detección de anticuerpos IgG circulantes contra H. pylori.

Para mejorar los resultados se deben realizar tinciones en búsqueda del H. pylori como son: Giemsa o Warthin-Starry para la identificación de los bacilos.

El tratamiento se ofrece de acuerdo a la causa que originó la enfermedad y los síntomas del paciente:

Se utilizan fármacos erradicar a la bacteria, obteniendo una tasa de curación mayor del 90%.

La importancia radica en la prevención y acudir de forma oportuna ante con el médico especialista o gastroenterológo.

En el Centro de Investigación y Docencia en Ciencias de la Salud del Hospital Civil de Culiacán, contamos con médicos especialistas para tratar y diagnosticar este tipo de enfermedades como es el servicio de Anatomía Patológica y Gastroenterología, con personal especialista en el área.

Dr. Efrén Rafael Ríos Burgueño.

Jefe del Departamento de Anatomía Patológica, CIDOCS, Hospital Civil de Culiacán.

Dra. Ana Cristina Benítez Morales.

Dr. Eleno Sánchez puente.

Médicos residentes de Anatomía Patológica.